¿A qué huele la moda?

De acuerdo con varios estudios neurológicos, el olfato es un sentido que está ampliamente ligado a las emociones. El ‘marketing’ olfativo busca explotar el poder evocador de los olores para influir sobre la intención de compra de los clientes.

Es común escuchar que los olores juegan un papel importante estableciendo lazos emocionales y recuerdos. Una persona, un acontecimiento importante o un pequeño instante, sea agradable o no, puede estar fácilmente asociado en la psiquis a un aroma. Por ejemplo, el olor del mar, la lluvia o las plantas, solo por mencionar algunos referentes, pueden fácilmente crear un anclaje con emociones pasadas.

Múltiples estudios neurológicos afirman que el olfato es el más ‘emotivo’ de todos los sentidos. Esto se debe a que el bulbo olfatorio, parte del sistema nervioso central que procesa la información que proviene de la nariz, está conectada con otras partes del cerebro en las que se elaboran las emociones y los recuerdos.

Por esta poderosa razón científica, las tiendas de ropa, hoteles, restaurantes, centros comerciales y demás establecimientos han empezado a utilizar el olor para ‘atar’ emocionalmente a los clientes con las marcas a través del marketing olfativo.

Dicen los expertos que se recuerda mucho más a través del olfato. Según un estudio de la Universidad de Rockefeller, en Nueva York, la evocación de recuerdos a través de los sentidos es: tacto 1%, oído 2%, vista 5%, gusto 15% y olfato 35%.

Las grandes cadenas de moda se toman el trabajo en elaborar una fragancia que desarrolle la identidad del producto que venden. Esta fabricación puede costar cerca de 12.000 dólares, unos 35 millones de pesos colombianos, en ocasiones mucho más, dependiendo del establecimiento y de las características que el cliente desee del producto.

Para el perfumista francés Marc Blaison –capaz de identificar cerca de 4.000 notas olfativas diferentes, considerado una de las mejores narices del mundo– cada cliente tiene algo nuevo y único que transmitir.

“Es necesario entender los atributos de la marca y expresarlos en la fragancia; la esencia debe evocar sentimientos y emociones que el cliente quiere que reciba el consumidor final”, expresó.

Según Prolitec, una de las empresas más importantes del mundo en la elaboración de aromas empresariales, trabajo que desarrolla desde 1996, “todos tenemos recuerdos relacionados con los aromas. Las empresas actuales están empezando a aprovechar el potencial del marketing experiencial a través de los aromas”, informan desde su portal web.

Su trabajo como empresa de aromatización ambiental se inicia con la visita a los clientes, estudio de los establecimientos, diseño del sistema, elaboración del aroma y finalizan el proceso con la instalación, supervisión y el mantenimiento del perfume.

Tiendas como Zara, Bershka y Stradivarius, pertenecientes a la cadena Inditex, generan entre sus compradores un ‘efecto placebo’ por el olor característico de sus tiendas.

El aroma de Zara se lo da una fragancia llamada ‘White Jasmine’ y ‘Black Vanilla’, compuestas por una mezcla de vainilla, pralín, leche, musk y pequeños toques de cítricos. Sin embargo, el olor de la tienda no solo lo componen estas materias primas, también la esencia de las velas, mikados e inciensos que hacen parte de su distintivo aroma.  

Por su parte, expertos dicen que Stradivarius diseñó un aroma femenino, dulce y con carácter para sus tiendas. Aunque para algunos es sofocante, el aroma no pasa desapercibido y se distribuye por vaporizadores manuales y conectados al aire acondicionado.

Para el diseñador Hernán Zajar, ícono de la moda en Colombia, es importante que la fragancia represente a la marca. “Así como me inspiro para diseñar, es importante que cuando la gente llegue a un establecimiento que tenga mi nombre se lleve una experiencia memorable en todos los sentidos”. Contó que, de acuerdo a su preferencia, elige aromas frescos que rememoren la naturaleza. “Para mí es importante que los clientes sientan un olor limpio y las fragancias sean naturales, que al entrar sientan relajación”, puntualizó.

Marta Luz Restrepo, jefe de un área asociada al marketing de la empresa Yanbal, explica que los establecimientos también quieren ser recordados debido al poder de la memoria olfativa. “Esto quiere decir que un buen aroma no solo ayuda a la captación de nuevos clientes, también ayuda a la preferencia y exclusividad del cliente habitual”.

El actor Alejandro Estrada dice que por alguna extraña razón, siempre tiene en su mente el olor de los almacenes Fedco y Tweenty one. “El aroma de esos lugares me hace querer volver”, contó, y aunque no hay estudios que determinen de manera concluyente que un olor es capaz de despertar intenciones de compra, lo cierto es que las marcas invierten cada vez más en el desarrollo de nuevas estrategias que les den a los clientes mejores experiencias.

Efecto de los aromas

-Limón: transmite limpieza y frescura, también reduce el estrés.

-Naranja: esencia antidepresiva. Su olor es vivaz y transmite  energía, vitalidad.

-Lavanda: tiene un efecto tranquilizador, Recomendable para rebajar el nerviosismo y la depresión.

-Pino: refrescante y desodorante. Su olor genera sensación energizante y de bienestar.

-Canela: es un estimulante mental, reduce la fatiga, el estrés y tiene un efecto sedante.

-Romero: refrescante, desodorante y estimulante. Por ello es recomendable su uso en la noche.

-Cedro: elimina el estrés y el cansancio, además facilita la concentración.

-Vainilla: valmante, estimulante, reduce el estrés.

-Menta: estimulante de la actividad cerebral y facilitador de la concentración.

-Tomillo: facilita la concentración y alivia el cansancio.

 


Fuente: elheraldo


Categoria:

Comentarios